Protección al Consumidor

Ha adquirido un producto o solicitado un servicio y cuando se ha realizado o entregado no ha cumplido sus expectativas. La otra parte se excusa en señalar cláusulas en el Contrato, que normalmente son ambiguas, o que no se han podido modificar por qué nunca le han dicho si puede cambiar las condiciones, sabiendo que su derecho también se encuentra en negociarlas. Le indican que la única manera de quejarse es mediante el libro de reclamaciones o cartas que muy probablemente no son contestadas o con respuestas insuficientes. Siendo así, comprendemos la desesperación que puede caer el comprador al ver que no tiene respuesta o salida lo solicitado sabiendo que está en todo su derecho, ante eso, estamos nosotros, que contamos con un área especializada de derecho al consumidor, sabemos que es enfrentar y negociar con bancos, inmobiliarias, empresas de telecomunicaciones, tiendas.

Sabemos de ello, del abuso, la falta de idoneidad de brindar el servicio, información engañosa, productos defectuosos, mal atención al cliente, contratos de cláusulas abusivas, déjenos todo esos problemas en nuestras manos.